La crisis sanitaria ha impuesto una serie de desafíos para el sistema educativo, especialmente, para docentes y estudiantes de primer ciclo donde temas como la articulación con los apoderados y las barreras de conectividad y equipamiento con cruciales para abordar la educación a distancia. Precisamente por lo anterior, es que el Programa Sumo Primero en Terreno ha adaptado su implementación para dar respuesta a las diferentes necesidades educativas que surgen en este contexto.

Bajo este escenario, el foco principal del equipo de Didáctica de la Matemática fue articular el contenido de los talleres en coherencia con la priorización curricular entregada por el Ministerio de Educación para alcanzar la cobertura esperada para este 2020. “Con respecto a los talleres docentes a implementar en el segundo semestre de este año, fueron diseñados para generar oportunidades de profesionalización docente, con foco en el fortaleciendo de conocimientos y destrezas de naturaleza matemática, didáctica y pedagógica, en coherencia con la priorización curricular y la enseñanza a distancia. Por otro lado, dada la diferencia epistemológica subyacente a los conceptos de probabilidad y estadística es que se decidió abordarlos de manera independiente en los talleres 14 y 15 respectivamente”, explica Andrea Pizarro, directora académica de Sumo Primero en Terreno.

Durante este año, se han realizado exitosamente 1055 talleres docentes en modalidad virtual, alcanzando con los talleres número 6, 7, 8, 9, 10 y 11 un 89% de lo esperado en contexto presencial; las temáticas tratadas incluyen los temas curriculares de “Patrones y regularidades”, “Ecuaciones e inecuaciones”, “Enseñanza de las fracciones”, entre otras. Por otra parte, la colaboración docente se ha centrado en ayudar a los y las docentes en sus labores profesionales, principalmente en el diseño colaborativo de propuestas de enseñanza a distancia, tanto en modalidad sincrónica como asincrónica.  Esta colaboración entre docentes y tutores contribuye al diseño colaborativo de tareas matemáticas, cápsulas de video, instrumentos de evaluación, entre otros. Durante el 2020 se ha implementado un total de 1376 colaboraciones docentes durante el mes de agosto.

Por otra parte, para continuar la implementación de talleres de la línea de liderazgo fue necesario conocer cómo los establecimientos estaban abordando la contingencia, elemento que sirvió de insumo para el ajustar las acciones a las necesidades de cada establecimiento y equipos directivos. “En la redefinición de los talleres al contexto COVID-19, fue relevante y pertinente los temas definidos como la gestión curricular, gestión del tiempo y monitoreo de aprendizajes, los cuales se trabajaban en función de la priorización curricular y contexto de las escuelas”, dice María Verónica Leiva, coordinadora de la línea de Liderazgo Escolar.

Actualmente, se ha realizado exitosamente la totalidad de los diez últimos talleres, que incluyeron temáticas como “Evaluando para el monitoreo de los aprendizajes” y “Acompañamiento pedagógico para el desarrollo profesional docente”. A su vez, el décimo taller de la línea dedicada a equipos directivos se encuentra en ejecución, correspondiente al “Uso de datos para fortalecer la gestión y el liderazgo escolar”, con un 68% de su cobertura total a nivel nacional.

Otro elemento de suma relevancia para este proceso fue la creación de material didáctico y de recursos digitales que permitieran articulación con los contenidos de cada taller, considerando ejes curriculares, nivel y habilidades esperadas. En línea con lo anterior, “se ha realizado un trabajo de cobertura de experiencias que se basa principalmente en una recopilación de testimonios de docentes que han realizado alguna práctica pedagógica interesante o bien desarrollado un material de apoyo que puede ser utilizado por otros”, explica Jaime Rodríguez, coordinador de la línea de Recursos para el Aprendizaje.

Finalmente, todo este despliegue incluye una serie de capacitaciones sobre uso de herramientas digitales para todo el equipo territorial del Programa Sumo Primero, con el fin de agilizar la implementación.  A continuación, dejamos el resumen de las acciones realizadas: