El programa de mejoramiento focalizado en la asignatura de Matemática benefició a 941 docentes y 695 directivos a lo largo del país, con la implementación de más de 3 mil talleres para mejorar las capacidades profesionales.

Con el objetivo de contribuir al mejoramiento de los procesos de enseñanza y aprendizaje en la asignatura de matemáticas en estudiantes de 1° a 4° año de Educación Básica, finaliza la primera etapa de implementación del programa focalizado en el desarrollo de capacidades profesionales implementando por el Ministerio de Educación y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

“Este programa fue el esfuerzo de muchos años por parte del Ministerio de Educación y de la  Pontificia Universidad Católica de Valparaíso de colocar la Didáctica de la Matemática como centro del saber y al servicio de los docentes, acorde al desarrollo de esta ciencia en el mundo. Lo anterior, se logró gracias al gran compromiso de directivos y docentes de las escuelas que participaron”, dice María Carolina Brieba, coordinadora del Programa Sumo Primero en Terreno del Ministerio de Educación. 

A dos años de haber iniciado este proceso donde se potenció el trabajo colaborativo en 198 escuelas a lo largo del Chile, las principales acciones de implementación de este programa se focalizaron en las áreas de Didáctica de la Matemática, dedicada a fortalecer las capacidades docentes de profesores y profesoras de la asignatura; Liderazgo Escolar, dedicada a favorecer la gestión curricular; y Recursos para el Aprendizaje para complementar el trabajo práctico en aula.

No obstante, esta implementación no estuvo exenta de complejidades, ya que a raíz de la pandemia del Covid-19, el programa se tuvo que ajustar al contexto y factibilidad de cada escuela. “Si bien el Programa se diseñó para en modalidad presencial, por las condiciones del entorno nacional, se continuó implementando en modalidad virtual. Lo anterior fue una nueva experiencia que desarrolló otras potencialidades en los equipos del Programa y en los docentes de los establecimientos participantes. Todos ellos merecedores de agradecimientos por su disposición, esfuerzo y logros obtenidos”, comenta la Dra. Andrea Pizarro, directora académica del Programa Sumo Primero en Terreno.

Para la línea de Didáctica de la Matemática, las acciones finalizaron con la implementación de un total de 20 talleres docentes, siendo “La enseñanza y el aprendizaje de las transformaciones isométricas” la última temática a tratar por docente y tutores. 

“El trabajo colaborativo fue crucial, donde logramos cautivar a los niños y niñas desde sus propios intereses. Nuestra tutora participaba activamente en las clases, donde no había pruebas o actividades tan estandarizadas, sino que trabajamos con un conocimiento real de la sala de clases. Esta relación, que se daba en la presencialidad, mutó y se adaptó muy bien a la virtualidad a la que tuvimos que enfrentarnos todos”, recalca Lady Muñoz, docente de la Escuela Básica Cristo Redentor de la Región de Valparaíso. 

Por otra parte, la línea de Liderazgo Escolar cerró su implementación con 13 talleres en total, donde el foco principal de los talleres del 2021 fue el cambio y su gestión en la escuela. “El gran aporte de este programa fueron las estrategias entregadas al equipo, siempre muy innovadoras, donde destacamos el apoyo en relación a la actualización curricular, además de poder generar un ambiente de colaboración, confianza y cómodo para nosotros porque eso tuvo un fuerte impacto en la participación que tuvimos como grupo, considerando que somos profesionales de diferentes grupos etarios”, cuenta Ivar Varas, directivo de la Escuela Básica Rucapequén de la Región de Ñuble. 

“Uno de los desafíos que tiene Sumo Primero en Terreno  es consolidar en las escuelas las comunidades de aprendizaje profesional docente basadas en el estudio de clases, capaces de adaptarse a situaciones de crisis, para diseño y gestión de la enseñanza de la matemática”, recalca la Dra. Andrea Pizarro. 

Otra de las principales actividades realizadas por la iniciativa fueron las instancias nacionales,  eventos públicos para todos los profesionales del sistema educativo, como los Seminarios Nacionales, cuyo objetivo fue fortalecer competencias profesionales para mejorar la gestión de las clases de matemática en sus escuelas. Cada uno de los diez seminarios realizados abordó diversas temáticas con la participación de conferencistas expertos que compartieron su perspectiva y comentaron casos de buenas prácticas de profesores y equipos directivos pertenecientes al Programa. Por otra parte, se realizaron cuatro Clases Públicas, cuyo objetivo fue generar espacios profesionalizantes mediante la modelación y análisis crítico de prácticas pedagógicas implementadas en contextos de clases reales, que contó con la participación de más de tres mil inscritos.