Docentes de matemática realizaron el primer taller práctico sobre el uso de esta plataforma interactiva para mejorar los aprendizajes en niños de 4°basico.

Los niños y niñas de hoy conviven cotidianamente con la tecnología, y se difícil imaginar un futuro donde este componente ya no sea relevante. Pensar la educación sin considerar la necesidad de habilidades tecnológicas es descontextualizar los desafíos que los niños y niñas del siglo XXI tendrán que enfrentar.

Bajo este escenario, una de las líneas de acción del Programa Suma+ es la incorporación de nuevos recursos para el aprendizaje, dentro de ellas está el uso de la plataforma Khan Academy (KA), recurso pedagógico digital que no solo fortalece el trabajo del docente fuera y dentro del aula, sino que además es coherente con el mundo hiperconectado en que los niños actualmente se mueven.

¿A qué nos referimos? Khan Academy es plataforma gratuita de aprendizaje interactivo que utiliza un algoritmo para convertirse en un tutor personal y disponible 24/7, donde el estudiante avanza virtualmente a su propio ritmo de acuerdo a sus capacidades. Ésta puede ser utilizada en clases pero además, los estudiantes pueden repasar la materia y realizar ejercicios matemáticos de manera autónoma desde sus casas o dispositivos móviles.

“Khan Academy contribuye a mejorar las habilidades matemáticas y transformar la pedagogía sin que los docentes tengan que cambiar totalmente su modelo de enseñanza. Los estudiantes desarrollan mayor responsabilidad y control sobre su propio aprendizaje y crea oportunidades para que trabajen colaborativamente”, dice Jaime Rodríguez, coordinador de Recursos Digitales para el Aprendizaje del Programa Suma+ y parte del equipo de Costadigital PUCV.

De esta forma, el primer taller dirigido a docentes adscritos al Programa Suma+ fue para presentar la plataforma Khan Academy, y con ello, mostrar las posibilidades que entrega esta herramienta. En primer lugar, KA es un complemento de la clase, es decir, el docente puede utilizar un video o un ejercicio de la plataforma para explicar algún conceptos o actividad. En segundo lugar, los y las estudiantes pueden utilizar la plataforma para repasar o avanzar en sus casas desde cualquier dispositivo. Y en tercer lugar, el trabajo desde rincones, en la clase de matemática el docente divide en grupos a los estudiantes, y si un grupo está trabajando con material concreto, el otro puede estar trabajando desde la plataforma, y luego ambos rotan para intercambiar actividades.

“La forma como los docentes utilizan Khan Academy, no sólo cambia la forma y grado en que los estudiantes se involucran con el contenido de matemática, sino que también cambia la forma en que el docente interactúa con el estudiante; sus creencias sobre el aprendizaje y la evaluación; y su rol y práctica en el aula”, recalca Rodríguez.

Cabe notar que la implementación de esta plataforma está a cargo de Centro Costadigital PUCV– institución dedicada a la formación continua docente basada en tecnología–, quien además colabora en el despliegue en la plataforma, factor que permite el monitoreo del aprendizaje de los estudiantes.