La enseñanza de la división y la estadística son las temáticas por profundizar en los talleres y acompañamientos realizados con los equipos docentes de las escuelas.

El COVID-19 ha impuesto una serie de desafíos para la continuidad de diversas tareas educativas, sin embargo, el Programa Sumo Primero en Terreno ha realizado una serie de ajustes para adaptar a la virtualidad sus actividades y ser un apoyo permanente para profesores y directivos en la educación a distancia.

Bajo esta consigna, el 98.5% de los establecimientos adscritos al Programa continúa participando en los talleres docentes dedicados a los equipos pedagógicos de las escuelas, donde se ha registrado hasta el mes de septiembre un total 1263 talleres implementados durante el 2020, lo que corresponde a un 91% de lo esperado en un contexto normal.

“El Programa ha logrado desplegar su quehacer en un contexto de alta complejidad, primero por el movimiento social iniciado en octubre del 2019, y luego, a través de la pandemia del COVID-19. Esto da cuenta del alto nivel de compromiso de nuestro equipo, quienes han sido capaces de llevar adelante un fructífero trabajo con las comunidades escolares”, dice Iván Diaz, director ejecutivo del Programa Sumo Primero en Terreno.

Las últimas actividades realizadas corresponden a la implementación del taller 11 y 12, ejecutados durante los meses de julio, agosto y septiembre. El onceavo corresponde al taller titulado “Resolución de problemas para la enseñanza de la división”, que al mes de septiembre había alcanzado un 76% de implementación, cuyo objetivo es promover la resolución de problemas en la enseñanza de la división de 1° a 4° básico, analizando tipos de problemas presentes en contextos escolares, argumentando y comunicando ideas de forma respetuosa entre pares.

El doceavo taller, “Estudio de las figuras 2D y 3D a la luz de la visualización y sus habilidades”, se centra en desarrollar “la habilidad de visualización y sus sub-habilidades en el contexto de la enseñanza de la geometría, a través de la resolución, análisis y diseño de tareas matemáticas en relación con el aprendizaje de figuras 2D y 3D”, explica Sergio Morales, coordinador nacional de implementación del Programa Sumo Primero en Terreno.

“Si bien el taller 12 es una poco más teórico que el anterior, los docentes evidenciaron la necesidad de ahondar en la habilidad de visualización, ya que derrumbaron la creencia de que tales temas son sencillos o fáciles porque se pueden ver concretamente”, comenta Jorge Olivares, tutor de la Región Metropolitana, a cargo de ocho establecimientos en la zona.

Por otra parte, “los acompañamientos docentes, cuyo objetivo es promover la generación de espacios de colaboración profesional entre los profesores y el tutor, en favor del diseño conjunto de propuestas para la enseñanza de la matemática en la escuela, han sido valorados por los docentes pues se han transformado en un aporte real para atender a las necesidades actuales de los docentes y estudiantes”, cuenta Morales.

La implementación de las colaboraciones al mes de septiembre ya había alcanzado un 71,8% de lo esperado entre mayo y septiembre del 2020, cuya implementación ha sido afectada por los recesos de las escuelas, como las vacaciones de invierno y fiestas patrias.

“Destaco que las profesoras y profesores tiene muy buena disposición para la colaboración. No solamente preparamos material para las clases, sino también profundizamos debilidades o inquietudes que tengan sobre el trabajo, igualmente, están muy agradecidos por este aporte sobre todo considerando que los tiempos son muy escasos y a estas alturas del año ya se ve un desgaste”, cuenta Olivares.

Durante el mes de octubre y noviembre están comprometidos los tallares 13 y 14, correspondientes a “Estadística temprana, variabilidad, contexto e incertidumbre” y “La medición en el contexto de la resolución de problemas”.