El tercer taller de la línea de Liderazgo Escolar pretende discutir y analizar el concepto de la colaboración como una práctica estratégica central en el quehacer de los equipos directivos.

El quehacer educativo nos obliga a establecer relaciones significativas de colaboración para no sólo lograr los objetivos determinados por la comunidad educativa, sino que a su vez agrega valor y solidez al proceso de enseñanza y aprendizaje.

Es precisamente, lo que el taller número tres de la Línea de Liderazgo Escolar pretende transmitir a los equipos directivos del Programa Suma+: “La importancia de la colaboración en el contexto de este proyecto de intervención, responde a la pregunta por el compromiso y adherencia que cada adulto de la escuela debe desarrollar respecto de las oportunidades de mejora en un contexto de altas demandas. Sobre esta mirada de colaboración, el líder educativo cumple un rol en el relato y las subjetividades que se instalan en la escuela, y en la forma en que se llevan a cabo mediante prácticas concretas que permiten concebir la colaboración como forma válida y deseada de ordenar el trabajo de cada uno”, dice Verónica Leiva, coordinadora Nacional de la Línea de Liderazgo Escolar.

Teniendo en cuenta lo anterior, una de las principales ventajas de este tipo de talleres es la bajada práctica de los conceptos al trabajo cotidiano entre los equipo directivos y docentes: “La bajada práctica que se realiza en el taller es conocer y comprender modalidades de trabajo colaborativo que se pueden implementar en las escuelas como el estudio de clases, club de video, comunidades de aprendizaje profesional (CAP), estudio de casos profesionales, diálogos pedagógicos, co-docencia, tutoría de iguales, investigación acción, entre muchas otras. Esto les hace sentido, ya que aporta miradas acerca de los caminos por dónde pueden transitar para instalar la colaboración en las escuelas”, recalca Leiva.

“Yo asumí como directora este año, y mi estilo de liderazgo es bien compartido, escuchamos diferentes puntos de vista y opiniones de los colegas, y de allí se toman las decisiones que nos afectan a todos. En general debo decir que todos los talleres nos han fortalecido mucho como equipo directivo”, relata Gemmita Guajardo, directora de la Escuela Jorge Prieto Letelier de la Región de Valparaíso.