Hasta la fecha se han implementado un total de 537 talleres de Liderazgo Escolar del ciclo 3, 2021, en modalidad virtual con el fin de desarrollar en los equipos directivos herramientas para orientar el proceso de adaptación y consolidación de cambios.

El cambio es una constante en toda institución, sobre todo para los establecimientos educacionales de nuestro país, donde frecuentemente se enfrentan a ciertas circunstancias del medio externo e interno que desafían el trabajo de los equipos, directivos, profesores padres y/o apoderados, estudiantes, es decir, de toda la comunidad escolar, en aspectos del currículum escolar, metodologías de aprendizaje, convivencia escolar, entre otros. Pero ¿cómo fortalecer en los equipos directivos la gestión del cambio y su permanencia en el tiempo en pos de los aprendizajes de los estudiantes?

Precisamente, esta temática y estrategias fueron discutidas y analizadas en los tres últimos talleres de la Línea de Liderazgo, dedicada a instalar capacidades que favorezcan la gestión cambio en la escuela, específicamente en la gestión del currículum de la asignatura de Matemática, en favor de equipos directivos de 198 establecimientos del país.

“Gestionar y liderar el cambio en las organizaciones en general es una tarea compleja y más aún en la escuela; por ello es necesario prepararse para enfrentar y/o impulsar los cambios necesarios a partir del conocimiento que se ha generado sobre el tema, siempre en un estrecho vínculo con la reflexión sobre nuestra propia praxis. Pero el cambio requiere para constituirse en un dinamizador necesario y permanente en las organizaciones de una gestión activa y un liderazgo comprometido con el trabajo y el desarrollo profesional de los docentes y el aprendizaje de los estudiantes”, recalca la Dra. María Verónica Leiva, Coordinadora Nacional de Liderazgo Escolar.

En esta línea el taller número 12, titulado “Impulsando el cambio en las escuelas” y el Taller 13 “sosteniendo el cambio en las escuelas” fueron implementados durante los meses de mayo y junio de 2021, con el objetivo de orientar en la gestión del cambio para la mejora de los aprendizajes matemáticos en la escuela. “El cambio en el terreno educacional es inminente, por lo tanto, debemos impulsarlo y gestionarlo mediante el trabajo colaborativo sistemático, el consenso, la innovación, el análisis y evaluación de procesos y datos, que nos permitan tomar decisiones efectivas bajo los lentes de la equidad, el bienestar y aprendizaje de calidad, siendo nuestra meta máxima el que nuestros/as estudiantes alcancen un aprendizaje profundo, significativo y centrado en el futuro”, dice Camila Vásquez, facilitadora Región de Valparaíso.

Por otra parte, “Potenciar la capacidad de cambio de las organizaciones exige considerar elementos estructurales, funcionales y, especialmente, la dimensión humana, que demanda que los líderes hagan una lectura de su organización, identificando potenciales resistencias y amenazas hacia la institucionalización de los cambios”, puntualiza Matías Benavides, facilitador Región Metropolitana.

“La escuela se tiene que ir renovando y cambiando. Tiene que incluir y asumir nuevos líderes que tengan ideas positivas, personas que entiendan que cambiar por cambiar no existe, sino que los cambios tienen apuntar a construir y nunca destruir”, dice Sabbas Vega, director de la Escuela Las Américas Profesor Justo Valladares Orellana en la Región de Antofagasta.

“En estas sesiones hemos podido rescatar harto la parte humana para comprender bien la situación y generar un cambio desde allí. Por otra parte, nos replanteamos la estrategia en torno a lo que estábamos haciendo, sobre todo ahora en pandemia, y hemos potenciado las comunidades de aprendizaje al interior de nuestra escuela”, puntualiza Jaime Andrade, director de la Escuela Víctor Koerner en Calle Larga, Región de Valparaíso.